Recuperacion Muscular con electroestimulacion, consejos prácticos

Al practicar un deporte intenso, como por ejemplo la carrera a pie, el ciclismo u otras disciplinas cuya intensidad sea elevada, uno de los factores clave es la recuperación. En la cabeza de todos los deportistas está la recuperacion muscular tras la finalización del esfuerzo para poder volver a ejercitarse con la misma y mayor intensidad.

Recordemos que básicamente la pauta de progreso en la práctica deportiva se basa en tres pilares fundamentales:

  • Entrenamiento, carga mediante la cual sometemos a nuestro cuerpo a intensidades de trabajo que permitirán progresar deportivamente.
  • Alimentación, que nos prorporciona los recursos para facilitar la adaptación del cuerpo a los entrenamientos.
  • Descanso, que permite la recuperación muscular y del sistema para someterlo nuevamente a intensidad de trabajo y/o entrenamiento.

Si alguno de los tres pilares falla, la eficacia del resto se verá comprometida inevitablemente. En este artículo, voy a centrarme en el apartado de recuperacion muscular y cómo favorecer una pronta restitución de los niveles físicos gracias a la electroestimulación.

Recuperacion Muscular con Electroestimuladores CompexLa mayoría de los electroestimuladores disponen de programas de recuperación, entre ellos podremos encontrar (recuperación activa, masaje relajante, masaje regenerador, restitución, strecthing, etc.) y también algunos otros programas complementarios como (Calentamiento, tonificante, etc.). Estos programas suelen aplicarse, generalmente, después de realizar esfuerzos intensos con la intención de facilitar que el bombeo sanguíneo ayude por una parte a incrementar el flujo sanguineo, eliminar las contracturas generadas durante el esfuerzo y reducir las toxinas producidas por la oxidación celular.

Teniendo en cuenta lo anterior, podemos aplicar la lógica o sentido común para conseguir unas prestaciones óptimas de la electroestimulación, para ello, podemos utilizar un ejemplo ilustrativo: Pensemos en un corredor que entrena 5 días a la semana combinando entrenamientos de Series y Fondo. Al terminar las sesiones de fondo, la fatiga debida a la duración hará que el cuerpo necesite reponer los depósitos de glucógeno y al terminar las series la prioridad será eliminar las toxinas y relajar los músculos.

Una vez terminada una sesión de entrenamiento, el atleta procederá a reponer las energías gastadas a base de hidratos de carbono, proteínas y grasas. Es a partir de ese momento cuando la electroterapia puede ayudar de una forma muy eficaz la recuperacion muscular, facilitando el transporte de los nutrientes a los músculos de forma más rápida y dirigida. Para ello, puede seguir los siguientes pasos:

  1. Tomar los nutrientes recuperadores inmediatamente después del esfuerzo y realizas una sesión de estiramientos no inferior a 10 minutos.
  2. Adoptar una postura relajada y recuperadora, tumbado en cama o sofá con las piernas apoyadas sobre una almohada.
  3. Aplicar un programa en sus músculos principales (cuadriceps, femoral y gemelos) de recuperación activa, que facilitarán la eliminación del lactato acumulado, confiriendo así una sensación de descanso y bienestar. La duración del programa será de unos 25 minutos.
  4. Al finalizar la primera parte de restitución, el cuerpo estará más preparado para ir reponiendo el glucógeno con más eficacia y ahora es el momento de utilizar un programa de calentamiento o capilarización, que permitirá transportar los alimentos previamente tomados a los  músculos principales.

Gracias a esta pauta, el deportista puede recuperarse bastante más rápido, gracias a inducir esa parte de la recuperacion muscular de forma activa y sin originar una sobrecarga en los músculos trabajados.

Sin duda, la recuperación muscular es una de las principales ventajas de la electroestimulación y es ampliamente utilizada por atletas de todas las especialidades.

En próximos artículos, hablaré acerca de la utilización de la electroterapia para el desarrollo muscular o mejora de las capacidades específicas.