Comer y entrenar: trucos y consejos

Comer y entrenar: Antes

Comer algo una hora antes de entrenar te resultará muy beneficioso durante el propio entrenamiento. Lo ideal sería elegir fruta, un gel energético o una bebida isotónica. De tres a cuatro horas antes de entrenar puedes tomar algo más pesado, como un plato de pasta con tomate o carne con una ensalada.
¿Las cosas que se deben evitar terminantemente? Carnes grasas, fritos y alcohol.

Comer y entrenar: Durante

Comer y entrenar: barritas energeticasBebe al menos tres vasos de líquido (preferentemente agua o zumos) en las 2-3 horas anteriores al entrenamiento y un vaso cada 10-15 minutos después del final del entrenamiento durante la primera hora. Las bebidas deportivas son útiles si la duración del entrenamiento es superior a los 60 minutos y la intensidad es elevada. Para entrenamientos muy prolongados, beber una bebida deportiva durante el propio entrenamiento puede ayudar a aumentar la duración del entrenamiento.

Comer y entrenar: Después

En la primera hora después de entrenar, especialmente si es de tipo aeróbico y prolongado, come fruta, barritas específicas o bebidas naturales, por ejemplo zumos de fruta: esto te ayudará a restablecer las reservas de glucógeno consumidas durante el entrenamiento de forma rápida y saludable.

Las barritas de proteínas pueden ser útiles, pero con moderación; se ha demostrado que un exceso de proteínas tomadas inmediatamente después del entrenamiento impactan negativamente tanto en la rehidratación como en el restablecimiento de las reservas de glucógeno.