¿Qué es la Potencia Normalizada?

En el entrenamiento con Potenciómetro existen ciertos parámetros o valores que ofrecen más o menos información acerca de las sesiones que un ciclista lleva a cabo, uno de ellos es la Potencia Normalizada (NP) que es una medida muy importante tanto para ciclistas como para triatletas.

La Potencia Normalizada (NP) es un valor fundamental a la hora de entender qué es y cómo se debe planificar el entrenamiento y la competición. Pero primero, vamos a intentar comprender un poco qué representa la Potencia Normalizada y cómo se calcula este valor en base a los datos obtenidos por el potenciómetro.

Fundamentalmente, para adquirir un determinado nivel de forma, un atleta necesita aplicar una tensión al cuerpo, y luego a través de la recuperación, el cuerpo se adapta, se hace más fuerte y es capaz de dar cabida a un mayor esfuerzo el siguiente entrenamiento. Los componentes fundamentales del “esfuerzo” son la intensidad, duración y la frecuencia. La intensidad, es el valor más difícil de cuantificar, pero para el ciclismo, los medidores de potencia dan una medición objetiva muy directa del trabajo real que un deportista hace en cada segundo.

Tomando como referencia únicamente la potencia media (AP) obtenida con el promedio de los altibajos de un esfuerzo durante un tiempo dado es fácil de entender y calcular. Por lo general podría parecer ser una buena forma de calcular el esfuerzo realizado en un período determinado. Pero, en realidad es un tanto limitada y queda coja en la aplicación al cálculo del esfuerzo.

Como ejemplo, tomemos dos entrenamientos diferentes de 1 hora de duración. En primer lugar, un entreno de 1 hora fija en un rodillo a una potencia aproximada de un promedio de, digamos, 200 vatios que puede resultar ser un paseo bastante fácil para un ciclista experimentado. A continuación, haremos una salida en exteriores también de 1 hora pero con una serie de altos o repechos en un recorrido rompepiernas, donde intercalaremos 10 a 15 intervalos cortos donde el mismo ciclista está desarrollando una potencia ocasional de 300 a 400 vatios en franjas de 15 segundos a 1 minuto, seguido de un pedaleo regenerativo por debajo de 200 vatios para la recuperación. En ambas sesiones, podemos haber desarrollado la misma potencia media, 200 vatios por ejemplo durante una hora.

Sin embargo, desde una perspectiva de “sufrimiento”, la salida rompepiernas es mucho más estresante y deja al ciclista más cansado y con mayor necesidad de recuperación. Mientras, la sesión en rodillo de 200 vatios puede haber sido suficiente incluso para ser considerado de recuperación, la salida de repechos puede haber sido más equivalente a una sesión fisiológicamente más estresante en función de las particularidades de las variaciones de ritmo. Por tanto, la potencia media no es lo suficientemente precisa como para captar estos matices, y es aquí donde el concepto de potencia normalizada entra en juego.

Coste Fisiológico

La Potencia Normalizada (NP) se calcula utilizando un algoritmo que es un poco más complejo que el promedio de potencia, pero en pocas palabras tiene en cuenta la variación entre un entrenamiento constante y un entrenamiento fluctuante. El valor resultante es un intento de cuantificar mejor el “coste/stress” fisiológico de la “sensación” originada por el esfuerzo variable. Para un entrenamiento muy variable, la Potencia Normalizada puede ser mucho mayor que la potencia media, Mientras que en sesiones muy constantes y sin altibajos, potencia normalizada y media estarán muy próximos entre sí.