¿Todavía te atascas al subir puertos de montaña en bicicleta?

Estamos en el mes de mayo, ese momento de la temporada en el que ya hemos acudido a algunas citas cicloturistas o algunas carreras. Si has hecho bien los deberes durante la pre-temporada estarás contento pero si te ha fallado algo lo notarás al subir puertos de montaña con tu bicicleta.

Es normal que la preocupación ronde tu cabeza, te comas el coco porque no consigues subir puertos de montaña como te gustaría. Seguramente estarás sin dormir dos o tres noches pensando en esa Quebrantahuesos, en esa Perico o en la Miguel Induráin.

Lo que todavía seguramente no sepas es que para subir puertos de montaña como te gustaría te faltará seguramente encontrar ese “puntillo” extra de fuerza, motivación y resistencia que te darán la mejora que echas de menos.

Focalízate en el tipo de pruebas que vas a hacer al subir puertos de montaña

subir puertos de montaña

Subida a los Tojos

No es lo mismo preparar una Gran Fondo como la quebrantahuesos de 200km que una marcha corta 100km. La primera tiene puertos largos de 10 o más kilómetros que pondrán a prueba tu resistencia mientras la segunda seguro que tiene varias tachuelas cortas pero de mucha intensidad.

Escoge dos días a la semana, sepáralos con dos días de descanso entre medias y prepárate a hacer unas buenas series en subida, por ejemplo:

  • Lunes –> Series en subida, 3 series de 20 minutos a umbral o cerca del umbral.
  • Martes –> Rodaje regenerativo de 1h.
  • Miércoles –> Descanso.
  • Jueves –> Series en subida, 2 series de 30 minutos cerca del umbral.
  • Viernes –> Descanso.
  • Sábado –> Salida libre.
  • Domingo –> Descanso.

El descanso es esencial en la progresión al subir puertos de montaña

Sin descanso no conseguiremos ganancias, es fundamental descansar al menos 24-48h entre las sesiones de entrenamiento duro para dar la posibilidad de que el cuerpo supercompense adecuadamente. Durante los días de descanso puedes aprovechar para trabajar el core con algunos ejercicios de estabilidad y propiocepción así como realizar estiramientos o utilizar técnicas de recuperación mediante electroestimulación.

Y recuerda, llegar descansado es fundamental para la cita más importante del año, en los días previos a la marcha para la que te llevas preparando debe primar la recuperación y adaptación tanto cardiovascular como muscular, reparando los daños producidos por el entrenamiento. Descansar más es progresar más.